BITCOIN RADIO DAYS

TODO TE LO PUEDO DAR, BABY, MENOS LA VERDAD

Lo reconozco, soy una caucásica ingenua. Una caucásica cotilla, inquieta y preguntona. Cuando no sé de algo, pego la oreja a la pared de mi salón y escucho la radio de mi vecino. La tiene encendida todo el día, como un taxista.

Es un hombre delgado, alto. Viste de gris y siempre lleva sombrero. Durante mucho tiempo creí que me seguía, porque siempre me lo encontraba en todas partes. Hasta que descubrí que  vive en el edificio de al lado. Es inofensivo. Yo también.

Pero, ¿qué pensaría él de mí si descubriese que actúo como “la vieja del visillo”? Le necesito. Soy hodler y creo en el valor que bitcoin comunica en el tiempo, que el futuro es mejor aunque no sea de color de rosa. Tengo preguntas, muchas preguntas, y quiero respuestas.

Los interrogantes son como minas antitanque, esas que pueden activarse a distancia. Oigo una noticia y parece estar encriptada. No entiendo nada de lo que pretende informar.

Lo que sí me queda claro es que en determinadas profesiones unos pueden “cagarla garrafalmente” y aún así estos “empleados” seguirán saliendo por la tele bien vestidos y peinados, con el salario en sus bolsillos cada 30 de mes: “La inflación es transitoria”, “Construimos un mundo sostenible”, “OTAN sí, Rusia No”.

Todo está codificado, cifrado, ¿o es algo más simple? Nadie sabe de lo que está  hablando. Como pasa con el espacio aéreo. Una cosa es salir por la tele hablando de eso y otra derribar un avión ruso que sobrevuela tu país.

Ahora hablan del aceite de girasol, pronto estará por las nubes…¿por qué? uno puede cultivar trigo o empuñar un arma.  Las dos cosas al mismo tiempo no, ni siquiera puede hacerlo nuestro nuevo “The Batman”.

La radio de mi vecino me responde estás cuestiones y eso que es un transistor vintage, sin conexión Wi-Fi.

Vuelvo a pegar la oreja, quiero saber más…¿el baneo del petróleo ruso es real siendo  Rusia parte de la OPEP? ¿Quién custodia la billetera de Satohsi Nakamoto? Estamos viendo que al igual que bitcoin crece, algunas potencias cada día son más fuertes y otras se hacen pequeñas y débiles. La potencia que posea esa billetera y controle la energía, será  dueña del mundo…

¡Basta!, ya no me atrevo ni a pensar por miedo a que el movimiento de una de mis minúsculas neuronas provoque que todos saltemos por los aires y se derrame patéticamente más sangre inocente.

¡Demos la bienvenida a la inflación! ¡Bailemos con la incertidumbre bélica! ¡Emborrachémonos con petróleo! ¡Contemos mentiras sobre la sostenibilidad y sigamos imprimiendo dinero! No somos dioses, somos humanos con resaca y, sin saber por qué, nuestras manos están manchadas con la sangre de un cadáver tendido en una carretera de Kiev.

¡Detente!, no llames al 091 para entregarte. Esto solo es una presentación para entender qué podemos esperar esta semana de Mr. Market y qué hará bitcoin en medio de la convulsión mundial que vivimos estos días:

– Bitcoin respeta a pesar de todo el camino alcista. Si un día sube por que los rusos se quedan sin poder usar el Swift, otro día es porque Putin se protege en su oro: 2300 toneladas frente a las 8000 toneladas de EEUU, o las 1948 toneladas de China y las 3100 del Fondo Monetario Internacional.

– La guerra puede haber terminado en verano con Ucrania arrasada, y los países europeos cantando “el himno de la vergüenza” ante el duro futuro económico y geopolítico en el que tendremos que sobrevivir.

Entre tanto caos y destrucción una debe seguir comiendo. No es que quiera presumir de mi estilo de vida, pero he decidido hacer un viaje con los míos e invitarles a comer al lugar más caro que conozco hoy por hoy: la gasolinera de la autovía.

Feliz miércoles & HoDL Bitcoin for Ever!

003083
Total views : 6550
Spread the love